El arte de fusionar la ciencia con el misticismo.

Biogenere es la unidad consolidada por la igualdad de sus miembros, la amalgama que los solidifica es el amor a la magia y la fe en la Inmaculada Concepción.

Todos sus miembros, desde el postulante hasta el fundador, consideran a Biogenere como una forma de vida, donde todos pueden ser escuchados y encontrar respuestas a sus preguntas en los miembros con mayor conocimiento y experiencia.

Biogenere cree firmemente que el ser humano fue creado para ser feliz, el creador nos otorgó el instrumento más poderoso que existe, con el cual podemos conseguir lo que deseamos, aun si cometemos un error con consecuencias serias podemos rectificarlo. Ese instrumento nos puede acercar a Dios, pero también nos puede hundir en el infierno mas horrible.

Ese instrumento es el cerebro, el cual rige y comanda toda acción y reacción del cuerpo humano, cuando un estímulo llega a él a través de cualquier órgano sensor, el cerebro analiza el estímulo y decide la reacción del cuerpo, el comportamiento cognitivo esta influenciado por las vivencias del individuo, esto quiere decir  que los estímulos se van a enfrentar con un bagaje de temores, frustraciones y complejos que van a ocasionar una repercusión negativa en la reacción, ocasionando una disfunción orgánica o enfermedad.

Lo que sucede es que de toda la masa cerebral solo utilizamos entre el 9 y 9.5 por ciento y casi el total de nuestra masa cerebral es considerada zona muerta.

En Biogenere creemos que en la zona muerta del cerebro se encuentran las neuronas que almacenan información proveniente del subconsciente, vidas pasadas e información genética, si el ser humano pudiera acceder a la información albergada en la zona muerta, la concepción del estímulo seria diferente y podríamos regenerar cualquier parte del cuerpo. Investigaciones realizadas a nivel subconsciente, nos enseña que el sistema inmunológico del cuerpo es una reacción instintiva que se pone en acción ante cualquier estimulo de peligro o la percepción de que cualquier cuerpo extraño ingresó al organismo.

Así mismo, existe en nuestro organismo el sistema automático de regeneración, este sistema es el que permite regenerar cualquier órgano o miembro del cuerpo, pero el desarrollo cultural y la información equivocada hizo que poco a poco la facultad de este sistema se atrofiara y fuera perdiendo rango de influencia, hasta convertirse en una simple reacción instintiva de supervivencia, con la capacidad de regenerar algunos órganos internos y heridas que no tengan una connotación psicológica, esto quiere decir que si alguna parte del cuerpo se ve afectada y no es percibida concientemente por la persona, se activa instintivamente el sistema de regeneración y la parte afectada se cura, pero si la persona piensa que la parte afectada es por acción de un mal predeterminado, enfermedad o simplemente no puede ser sanado, el cerebro activa la información almacenada en la parte usada del cerebro y bloquea la activación del sistema de regeneración.